Sin categoría

Nueva Temporada

Como en las series que tanto me gustan, hoy inicio una nueva temporada del blog.

He puesto pausa unos meses porque lo necesitaba. Las últimas pruebas que he atravesado con mucho trabajo me agotaron.

Tengo mucho que contar y, para variar, no sé por dónde empezar.

Empezaré a jalar la madeja contándoles que sí llegó el día que no quería vivir y que sobreviví a él. Asumí las consecuencias de mi decisión y la verdad, a pesar de todo lo que ello desencadenó, no me arrepiento de haberlo decidido pues era justo y necesario.

A veces las personas hacemos hasta lo imposible por actuar erradamente y vamos de lleno al precipicio, sin pausar, sin mirar a los lados, atrás o adelante. Como autómatas, vamos y nos desbarrancamos por el precipicio.

Eso fue exactamente lo que hizo mi papá con su vida. Se fue de lleno hacia el vacío. Fue eliminando una a una a todas las personas importantes de su vida, quedándose cada vez más solo y encerrado en sí mismo.

Pareciera que hubiera vivido castigándose una y otra vez por errores que cometió y por los que tal vez nunca se perdonó.

Luego de su muerte he estado arreglando muchos documentos y cachivaches que tenía, tal vez con la esperanza de encontrar alguna carta para mí entre sus cosas, algo que me hiciera encontrar las emociones perdidas que algún día sentí por él.

Hasta ahora nada ha aparecido entre tantos recortes de periódico y fotos del pasado.

Sólo recuerdos y textos amorosos antiguos para la niña que alguna vez fui, pero nada para la mujer que soy hace mucho ya.

Mi papá se quedó atrapado en lo que hubiera querido, sin haber trabajado nunca de verdad por evolucionar, ni emocionalmente, ni en el más literal de los significados pues también se negó a la tecnología que lo hubiera podido acercar a todas las cosas que amaba: música, cine, pintura, viajes.

Cuando murió, hacía más de un año que no hablábamos. Las heridas que me infringió fueron muy crueles. Ni yo lo perdoné, ni él hizo nada para ser perdonado.

Cuando veo mis fotos con él de pequeña, cuando me acuerdo de que él era el amor de mi vida y que no me importaba que me dejara esperándolo en la ventana cuando decía que iría a verme y nunca llegaba, cuando recuerdo sus palabras tiernas, sus flores en mis cumpleaños, sus abrazos y sus besos, pienso que aquella es otra dimensión.

Es difícil reconocer en mi papá de los últimos años, especialmente del último año, al papá que tuve de niña.

Se fue extinguiendo y desapareció de este mundo mucho antes que dejara de respirar. Por eso su muerte no me sacudió, pero sí me sorprendió, como sorprenden las noticias malas que por lo general te hacen sentir como si alguien te jalara la alfombra estando de pie y de espaldas.

Al menos en ese año de presencia ausente, tuve la oportunidad de asimilar el final y acostumbrarme a su silencio eterno. Me acompañarán siempre los buenos recuerdos de mi infancia, su dulzura infinita con mis hijos mientras fueron pequeños, sus enseñanzas que me empujaron siempre a decir lo que pienso y a ser diferente (aunque mientras fui niña no entendía que eso es bueno), su avidez por la lectura…

Y como epitafio, permítanme compartirles la carta que su nieta le escribió póstumamente

“Escribir esto ha sido bastante complicado para mí. Mientras pensaba en cuáles eran las palabras correctas para despedir a mi abuelo, sentía que me sumergía en un mar de emociones. Los sentimientos encontrados con los que estoy lidiando en este momento hacen mucho más complicado el decir adiós.

La relación que tenías con nosotros era muy difícil, por decir poco. No eras una persona con la que era fácil lidiar y sí, nos hiciste pasar por muchos momentos duros, que quedarán marcados por siempre en las almas de las personas que más te queríamos, y a las que traicionaste con tus actos y palabras hirientes.

Sin embargo, he decidido que no es así como te quiero recordar, no es esa la imagen que quiero llevar de ti el resto de mi vida.

Hoy me despido de mi abuelo adorado, de ése quien me recogía todos los días después del nido y me compraba mi galleta favorita y una chiki en el quiosco de la esquina.

Hoy me despido de mi fan #1, el que me hacía sentir la persona más talentosa de este planeta con cualquier cosa que me proponía hacer, sobre todo con la pintura.

Me introdujiste al arte en todas sus formas: al dibujo, la fotografía, la escritura, al teatro y a lo que más adelante se volvió una de mis más grandes aficiones: el cine.

Nunca olvidaré las tardes sentados junto con la nonna mientras veíamos las películas más clásicas y antiguas que podíamos encontrar. Tampoco olvidaré las noches donde la mayor diversión mía y de mi hermano era sentarnos a leer enciclopedias (y cómo nos encantaba).

Espero nunca olvidar la manera en la que te brillaban los ojos cuando hablabas de algún libro, autor o película que te fascinaba. Espero poder replicar esa pasión en todo lo que me proponga hacer.

Una de las cosas más tristes que he aprendido en los últimos años es que es muy fácil olvidar todos los buenos momentos que has vivido con alguien que amas cuando esa persona no sólo te hace daño, sino que logra romperte en mil pedazos.

Esta familia tiene un largo camino con lo que refiere a perdonar y dejar ir. Pero hoy yo quiero comenzar diciendo esto:

Abuelo,
Te perdono por todo el sufrimiento por el que nos hiciste pasar. Te perdono por no haber sido el apoyo que necesitábamos en el peor momento que esta familia ha pasado. Pero también te quiero pedir perdón. Perdón por el dolor que te causé, a ti y a todos, en mis peores momentos, cuando me encontraba perdida. Perdón por no haber estado siempre, por no haber estado a tu lado cuando más me necesitabas.

Y ya para terminar, sólo queda darte las gracias por todo el amor, cariño y refugio que nos brindaste siempre.

Te llevaremos toda la vida en nuestros corazones.

Te amamos”

Imagen tomada de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s